El Centro Memorial de Vitoria exhibirá una réplica del coche bomba utilizado por ETA contra la casa cuartel de Zaragoza


Réplica
Réplica del coche bomba utilizado por ETA contra la casa cuartel de Zaragoza – CENTRO MEMORIAL

El Centro Memorial de las Víctimas del Terrorismo, en Vitoria-Gasteiz, muestra a partir de este viernes, en su exposición permanente ,una réplica del coche bomba utilizado por ETA para atentar contra la casa cuartel de Zaragoza el 11 de diciembre de 1987.

En un comunicado, el Memorial ha recordado que el atentado terrorista, cometido por el comando ‘Argala’ que encabezaba Henri Parot, causó la muerte de once personas, cinco de ellas niñas, y heridas a otras 88.

Según ha detallado, el vehículo utilizado era un Renault 18 que fue cargado con 250 kilos de amonal, que fue conducido por Parot hasta la instalación de la Guardia Civil situada en la avenida de Cataluña de la capital aragonesa. El miembro de ETA estacionó el vehículo y activó el sistema de iniciación dándose a la fuga en otro vehículo en el que le esperaba un cómplice.

Asimismo, ha indicado que el Renault 18, con matrícula de San Sebastián, había sido recogido por los miembros del comando en una zona industrial de Zaragoza donde lo habían depositado otros miembros de ETA y el dirigente de la banda Francisco Múgica les entregó la llave del coche.

La reproducción del coche bomba, con un vehículo similar al utilizado para la acción terrorista, ha sido realizada por los Tedax de la Guardia Civil de Zaragoza y fue mostrada en exposiciones realizadas en esa ciudad ,y más tarde en Huesca y Teruel con motivo del treinta aniversario del atentado.

El ataque costó la vida a Silvia Pino Fernández, de 8 años; Silvia Ballarín Gay, de 7; Rocío Capilla Franco, de 14; Mirian y Esther Barrera Alcaraz, ambas de cuatro años; Pedro Ángel Alcaraz, de 18; el cabo primero Juan Ignacio Ballarín Cazalla, de 32; el agente Emilio Capilla Tocado, de 39; el sargento primero José Julián Pino Arriero, de 40; María del Carmen Fernández Muñoz, de 38; y María Dolores Franco Muñoz, de 36.

«BRUTALIDAD DEL TERRORISMO»

Desde el Memorial han señalado que Henri Parot fue condenado a más de dos mil años de cárcel por este atentado, mientras que los dirigentes de ETA Francisco Múgica Garmendia y José María Arregi Erostarbe fueron sentenciados a penas de más de 2.300 años de prisión por haber ordenado el atentado y haber proporcionado los medios necesarios para llevarlo a cabo.

Según ha explicado, al exhibir el coche-bomba, el objetivo es «mostrar la brutalidad del terrorismo y contribuir a su deslegitimación».

Con este objetivo, se sumará a otras piezas que se muestran en el museo del Memorial, en Vitoria, como la reproducción del zulo de José Antonio Ortega Lara o el patinete de Ignacio Echeverría, con el que el joven español salvó la vida de varias personas durante un ataque yihadista en Londres.


Cookie Consent with Real Cookie Banner