El euro toca la paridad con el dólar por primera vez desde 2002


Archivo
Archivo – 21 de febrero de 2022, Hessen, Frankfurt_Main: Un artista disfrazado de «Eurolino» en forma de moneda de un euro con patas cruza una calle frente a la sede temporal del Banco Federal Alemán (Deutsche Bundesbank) en Fráncfort durante el fil – Frank Rumpenhorst/dpa

La cotización del euro frente al dólar ha seguido debilitándose este martes hasta llegar, por primera vez desde 2002, al nivel de paridad entre las dos monedas, lastrada por el creciente temor a una recesión en la zona euro y el diferente ritmo de normalización de las políticas monetarias de los respectivos bancos centrales.

De este modo, tras conocerse el sustancial empeoramiento de la confianza de los inversores alemanes, según los datos del Centro de Investigaciones Económicas Europeas de Leibniz (ZEW, por sus siglas en alemán), el cruce del euro y el dólar llegaba a tocar brevemente el nivel de equivalencia, después de casi veinte años en los que un euro siempre había tenido un valor superior a un dólar.

No obstante, después de caer brevemente al nivel de paridad, la cotización del euro ha rebotado levemente para intercambiarse por 1,0066 dólares tras el cierre de los mercados del Viejo Continente.

En lo que va de año, el euro acumula una depreciación de casi un 15% respecto del dólar como consecuencia del temor a que la eurozona acabe entrando en recesión por el impacto de la guerra de Ucrania en los precios y mercados, así como por el adelanto con el que la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) comenzó a endurecer su política monetaria en comparación con el Banco Centra Europeo (BCE).

De hecho, mientras que el BCE ha anunciado que acometerá la semana que viene su primera subida de tipos desde 2011, con un alza de 25 puntos básicos, la Fed comenzó la normalización de su política monetaria el pasado mes de marzo, con una subida de 25 puntos básicos, a la que siguieron alzas de 50 y 75 puntos básicos, respectivamente, en las dos reuniones siguientes.

En este sentido, Morganne Delledonne, responsable de estrategia de inversión para Europa de Global X, advierte de que con la paridad con el dólar estadounidense la eurozona «se enfrenta a vientos en contra con una mayor inflación importada, mientras las empresas estadounidenses ganan poder adquisitivo».

De este modo, las balanzas de pagos de la eurozona y del Reino Unido se están deteriorando y el riesgo de recesión se acentúa en la región, lo que refuerza la fortaleza del dólar frente a la libra esterlina y el euro.

Por su parte, el equipo de análisis de Ebury cree que la preocupación por la recesión mundial es algo excesiva y que la solidez de los mercados laborales, el elevado exceso de ahorro acumulado durante la pandemia y los programas fiscales específicos deberían apoyar el gasto de los consumidores y evitar las recesiones técnicas en la mayoría de los casos.

En cualquier caso, consideran que, mientras siga habiendo una divergencia en los precios del gas a ambos lados del Atlántico, es probable que los inversores sigan favoreciendo al dólar a corto plazo, por lo que no se pueden descartar nuevos movimientos por debajo de la paridad y advierten de que una interrupción total del suministro de gas a Europa por parte de Rusia «supondría un riesgo importante para el EUR/USD».

«A partir de ahora, será interesante ver cómo reacciona el BCE a la última depreciación del euro», destacan los analistas de Ebury, ya que un euro más débil tiene implicaciones inflacionistas, por lo que los responsables políticos podrían optar por subir los tipos de interés de forma más agresiva para intentar ayudar a la divisa, suponiendo que puedan convencer a los mercados de que su nueva herramienta antifragmentación realmente funcionará.


Cookie Consent with Real Cookie Banner