Empresarios imputados por la trama de Lleida se desmarcan de la presunta facturación falsa de Triacom en el ‘caso 3%’


Archivo
Archivo – Entrada a la Audiencia Nacional. – Alejandro Martínez Vélez – Europa Press

Los empresarios imputados por la llamada trama de Lleida de la pieza ‘Triacom’, una de las líneas de investigación del ‘caso 3%’, han declarado este martes ante el juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz para desmarcarse de la presunta facturación falsa a través de la productora audiovisual.

El titular del Juzgado Central de Instrucción Número 5 había citado para este 12 de julio al empresario Diego Garzón Uribe y sus dos hijos –Diego y David Garzón López– que, según el relato de la Fiscalía Anticorrupción, habrían formado una cadena de facturación falsa desde Triacom hasta ellos.

Tanto el padre como sus dos hijos se habrían dedicado a realizar instalaciones, derivando posteriormente los beneficios a Convergencia Democrática de Cataluña (CDC), de acuerdo con el Ministerio Público.

Sin embargo, las fuentes jurídicas consultadas por Europa Press indican que este martes los dos hijos han declarado muy brevemente para asegurar que eran meros trabajadores, desmarcándose de esta forma de cualquier presunta corruptela. El padre, por su parte, se ha acogido a su derecho a guardar silencio.

Está previsto que las comparecencias de investigados por la pieza ‘Triacom’ continúen el jueves con otro empresario, Esteve Niubó Mir, mientras que el 19 de julio están citados el ex gerente de TV3 Oriol Carbó y el administrador de Hispart Juan Manuel Parra.

En esta rama del ‘3%’, Pedraz intenta dilucidar si altos cargos de CDC, en connivencia con funcionarios y empresarios, «pusieron en marcha una estructura para financiar ilegalmente a este partido político de forma encubierta».

LA PIEZA ‘TRIACOM’ El anterior instructor, José de la Mata, señaló que los implicados en esta presunta trama «alteraban todo tipo de concursos públicos con la finalidad de ‘dirigir’ los mismos hacia las empresas de los empresarios conniventes quienes, a su vez, realizaban ‘donaciones’ a fundaciones ligadas a CDC».

De la Mata indicó que Triacom podía estar implicada en la presunta financiación ilegal de CDC aunque con una operativa distinta. Su «singularidad» radicaría en que, en vez de hacer donaciones a las fundaciones, pagaría deudas contraídas por el partido catalán con otras empresas justificándolo mediante facturas falsas.

En concreto, observó que habría saldado una deuda contraída con CDC con Hispart, especializada en producción audiovisual, por la campaña electoral de 2010. La cantidad abonada por Triacom por este concepto habría sido de unos 750.000 euros.

De la Mata advirtió entonces de que Triacom también se habría usado para pagar gastos particulares de personas ligadas directa o indirectamente a CDC, entre las que mencionó al ex presidente de la Diputación de Lleida Joan Reñé o la mujer de Oriol Pujol Ferrusola, uno de los hijos del ex presidente catalán Jordi Pujol.


Cookie Consent with Real Cookie Banner