La oposición concluye que los vídeos de Melilla contradicen a Marlaska y no descartan investigar en el Congreso

El
El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska – Gustavo de la Paz – Europa Press

Unidas Podemos y grupos de la oposición han concluido este viernes que los vídeos de la tragedia de Melilla del 24 de junio contradicen la versión del ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, sobre que no hubo «hechos trágicos» del lado español, por lo que ninguno, ni siquiera el PP o Ciudadanos, descartan pedir una investigación parlamentaria en la Cámara Baja.

Los ‘morados’ y formaciones independentistas ya tienen pedida esa comisión de investigación en el Congreso, y el PP y Ciudadanos, que no la firmaron, se remiten a la comparecencia del próximo miércoles del titular del Interior en el Pleno del Congreso antes de decidir si apoyan una investigación parlamentaria.

El PP, Vox y Ciudadanos coinciden en defender la «profesionalidad» de la Guardia Civil y eximen de responsabilidad a sus agentes. Eso sí, la ‘popular’ Ana Vázquez, cree que Grande-Marlaska tiene que dimitir y, además, ha puesto en cuestión la «colaboración» de Marruecos por no emitir una alerta temprana una vez que, de madrugada, empezaron a bajar desde el monte Gurugú los primeros subsaharianos en dirección al Barrio Chino.

FALTA DE EFECTIVOS EN LA FRONTERA En el único punto en el que coinciden con Grande-Marlaska es poner el foco en la violencia de los subsaharianos –al igual que ha hecho Vox–, pero lo han relacionado con la falta de efectivos policiales en la frontera, lo que en su opinión se tradujo en que 55 agentes españoles resultaran heridos.

«No se puede negar que los hechos principales ocurrieron en territorio español», ha dicho a modo de resumen el portavoz de EH Bildu, Jon Iñarritu, que ha afeado al ministro del Interior haber sido hasta ahora «poco transparente» y «esconderse en generalidades». «¿Ha dicho el ministro alguna verdad?», se ha preguntado.

Destacando la «transparencia» de Interior, el portavoz del PSOE, David Serrada, ha dado la versión opuesta una vez visionadas las imágenes a puerta cerrada. «En ningún momento se ha podido determinar que haya algún fallecido del lado español», ha comentado en la ronda de comparecencias ante la prensa, en la línea de lo que ha vuelto a repetir desde Bruselas este viernes el ministro Grande-Marlaska.

RECHAZOS EN FRONTERA Unidas Podemos y EH Bildu han negado que los migrantes actuaran con una fuerza desproporcionada propia de un «ataque militar» y han criticado que aún no se tengan datos del número de fallecidos ni de heridos.

«Yo no he visto una agresión directa», ha dicho Enrique Santiago, a pesar de que PSOE, PP, Cs y Vox han relatado el lanzamiento constante de piedras por parte de los migrantes, así como el recurso de radiales, hachas y otros elementos peligrosos.

Además, Enrique Santiago ha cuestionado el procedimiento por el que se practicaron 470 rechazos en frontera, previo acceso de gendarmes marroquíes a suelo español, solicitando además cambios para facilitar el trámite de la petición de asilo en frontera. Según él, Marruecos no puede ser considerado como «un tercer país seguro».

Pero los dos partidos del Gobierno discrepan en este punto, ya que el socialista David Serrada sostiene que los rechazos en frontera se hicieron «de manera individual», estando acompañado cada migrante por un agente marroquí y otro español, y siempre en condiciones que «se ajustan a legalidad».

LANZAMIENTO DE PIEDRAS Y AMBULANCIA Otro elemento de discrepancia ha sido sobre la denuncia del Defensor del Pueblo de que hubo guardias civiles que lanzaron piedras a los migrantes. Los principales partidos de la oposición lo han reducido a dos casos puntuales, «anecdótico» según Miguel Gutiérrez (Cs).

En este punto han coincidido con el PSOE, que al igual que PP y Cs ha destacado la «predisposición» de los guardias civiles por ofrecer asistencia sanitaria dentro de la medida de sus posibilidades.

Enrique Santiago (Podemos) e Iñarritu (Bildu), por su parte, han negado que se ofreciera tal asistencia sanitaria, haciendo hincapié, además, en que no se activó la ambulancia movilizada del lado de la frontera española. El diputado abertzale se ha mostrado partidario de que se dicte una comisión rogatoria para que Marruecos permite tomar declaración a los migrantes del 24-J.

VOX: SE HACÍAN LOS MUERTOS Desde Vox, su portavoz de Justicia e Interior, Javier Ortega Smith, ha puesto el foco en que las «terribles imágenes» muestran el «heroísmo» con el que actuaron ante 1.600 «asaltantes» que trataron de acceder a España el 24-J con «garfios, motosierras eléctricas y pinchos».

Según este partido, los migrantes actuaron como una «auténtica unidad militar» y en muchos casos fingieron ante los guardias civiles estar heridos. «Queda constatado que varios de los asaltantes que supuestamente estaban fallecidos en territorio español se hacían los muertos y, cuando los agentes los apartaban para que fueran atendidos, al menor descuido salían corriendo para entrar en territorio nacional», ha dicho.