La UE acuerda subir tasas de emisión de CO2 a los vuelos hasta eliminar las asignaciones gratuitas en 2026

Archivo
Archivo – Avión despegando. – MIGUEL RODRIGUEZ

El Parlamento Europeo y el Consejo han alcanzado un acuerdo para incrementar las tasas al sector de la aviación en la Unión Europea (UE) hasta eliminar por completo las asignaciones gratuitas de derechos de emisión de CO2 en 2026 con el fin de garantizar que el sector contribuya a alcanzar los objetivos climáticos.

En la actualidad, el 82% de los derechos de emisión de la aviación son gratuitos, y se distribuyen sobre la base de índices de referencia de la actividad; el 3% se ahorra en una reserva y el 15% se subasta, mientras que el sector representa el 3,7% de las emisiones de CO2 en el conjunto de la economía de la Unión.

La nueva ley integrará, en el Régimen de Comercio de Derechos de Emisión revisado, el Sistema de Compensación y Reducción de Emisiones de Carbono para la Aviación Internacional (CORSIA, por sus siglas en inglés) acordado por la Organización de Aviación Civil Internacional y basado en el mercado mundial.

En caso de una evaluación negativa de los avances del CORSIA antes del 1 de julio de 2026, la Comisión tendría que presentar una propuesta para incluir en el ámbito del Régimen de Comercio de Derechos de Emisión de los vuelos que salgan de un aeropuerto situado en el Espacio Económico Europeo (EEE) con destino a un tercer país.

Por tanto, a partir de 2027, los vuelos a terceros países que no apliquen el CORSIA entrarán en el ámbito de aplicación del Régimen de Comercio de Derechos de Emisión.

El acuerdo incluye el fin de las asignaciones gratuitas de derechos de emisión al sector de la aviación para 2026, un año antes del calendario propuesto por la Comisión, y se hará de forma gradual, con una reducción del 25% de las asignaciones gratuitas para 2024 y del 50% para 2025.

Los negociadores han acordado reservar 20 millones de derechos de emisión, entre el 1 de enero de 2024 y el 31 de diciembre de 2030, para los operadores de aeronaves comerciales que aumenten el uso de combustibles de aviación sostenibles (FAS), como el hidrógeno procedente de fuentes de energía renovables, los combustibles renovables de origen no biológico y los biocombustibles avanzados.