Bolaños dice que en la reforma de la ‘ley mordaza habrá equilibrio entre la labor policial y el derecho de manifestantes

El
El ministro de la Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática, Félix Bolaños, interviene durante un desayuno de Europa Press, en el Rosewood Villa Magna, a 25 de enero de 2023, en Madrid (España). – Jesús Hellín – Europa Press

El ministro de Presidencia, Félix Bolaños, ha subrayado que restan «escollos» para conseguir la reforma de la Ley de Seguridad Ciudadana, conocida como ‘ley mordaza’, y ha asegurado que el Ejecutivo quiere un «equilibrio» que garantice «herramientas» a los cuerpos policiales para hacer su trabajo y, por supuesto, preservar los derechos fundamentales de manifestantes.

Durante su intervención en el marco de los Desayunos Informativos de Europa Press, el titular de Presidencia ha remarcado también que se trata de una ley «compleja», a la que se presentaron cerca de 110 enmiendas, y que pese a esta circunstancia se ha «avanzado mucho» con 60 que ya están pactadas con el resto de grupos y tendrían mayoría para salir adelante.

«Queremos cambiar la actual y vigente ‘ley mordaza’, la queremos cambiar y es nuestro compromiso, pero necesitamos mayoría parlamentaria para hacerlo. Por nosotros no va a quedar porque tenemos voluntad», ha enfatizado.

Ahora los puntos de debate es la cuestión de la prohibición del uso de las pelotas de goma por las fuerzas de seguridad, como pide por ejemplo ERC, y las diferencias entre grupos sobre asuntos relacionados con el régimen sancionador o las ‘devoluciones en caliente’ de migrantes, que se estudia si quedarán reguladas en la ley de extranjería.

Ayer, el Gobierno y sus aliados parlamentarios se dieron una semana más en el Congreso para tratar de llegar a un acuerdo en la ponencia de esta reforma, para lo que es necesario superar los escollos mencionados, así como el asunto de la desobediencia y faltas de respeto a los agentes.

A estas alturas, el Gobierno de coalición cree tener atado el apoyo del PNV, autor de la proposición de ley que se debate, pero para sacar adelante la reforma, dado que tiene rango orgánico, no le basta con la abstención de los demás aliados, sino que necesita el voto a favor de 176 diputados.

Fuente: (EUROPA PRESS)