La Xunta da por superado el pico de la séptima ola en Galicia y espera un alivio en la presión asistencial


El
El conselleiro de sanidade, Julio García Comesaña, dona sangre en el Hospital Nicolás Peña, en Vigo. – XUNTA

El conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña, ha dado por superado el pico de la séptima ola de la pandemia en Galicia. Al tiempo, ha incidido en que espera que se rebaje la presión asistencial, en un contexto marcado por las dificultades de cobertura de personal sobre todo en Atención Primaria, con problemas aún más agudizados por las vacaciones del personal sanitario.

Comesaña, quien ha donado sangre en el Hospital Nicolás Peña, en Vigo, ha indicado que «se ha cumplido» la previsión con la que trabajaba el departamento autonómico de alcanzar el pico «en estos días», de forma que ya han empezado a descender los casos activos de vulnerables y mayores de 60 (también hay un autoregistro activo, aunque hay «mucho positivo» del que el Sergas no tiene constancia) y los hospitalizados.

Así, ha defendido que el hecho de que baje la ocupación hospitalaria es un buen dato, sobre todo en una época en la que se agudizan los problemas de atención en la sanidad pública en un escenario marcado por las dificultades para cubrir vacantes y jubilaciones, situación que empeora –ha dicho– las «merecidas vacaciones» del personal.

Además, ha esgrimido que se registra un aumento de la demanda. «En los primeros seis meses del año el número de consultas de Atención Primaria se incrementó en 500.000. Hemos tenido esa demanda mayor, es un dato más que significativo de que la Primaria no está colapsando, de que funciona», ha esgrimido, antes de subrayar que también ha crecido la demanda en los puntos de atención continuada (PAC) y urgencias.

Y en el marco de la nueva ola, se ha referido a la incidencia de la covid-19 en los propios profesionales y ha dado un dato: a fecha de este viernes, había un total de 1.070 profesionales del Sergas con diagnóstico positivo en el virus.

UNA «AUSENCIA DRAMÁTICA» EN PRIMARIA Por ello, ha remarcado que confía en que el hecho de alcanzar el pico se traduzca en una «menor demanda asistencial» y el Gobierno adopte las medidas estructurales precisas para combatir una «ausencia dramática» de facultativos en el primer nivel asistencial.

En Galicia, ha señalado que hay «en torno a un centenar de plazas sin cubrir». «De ahí a las 106 plazas de difícil cobertura que sacamos», ha recordado.


Cookie Consent with Real Cookie Banner