Los partidos que quieren eliminar el carácter pacifista de la Constitución japonesa logran la mayoría necesaria


Elecciones
Elecciones en Japón – CHRISTOPHER JUE / XINHUA NEWS / CONTACTOPHOTO

El bloque de partidos japoneses favorable a la reforma de la Constitución para eliminar su carácter pacifista ha logrado una clara victoria en las elecciones parciales a la Sangiin o Cámara de Consejeros, la Cámara Alta de Japón celebradas este domingo, con lo que suman los dos tercios necesarios para impulsar su modificación. Los comicios han estado marcados por la muerte hace dos días del ex primer ministro Shinzo Abe, víctima de un atentado.

El Partido Liberal Democrático (PLD) del primer ministro japonés, Fumio Kishida, ha sido el gran vencedor de los comicios tras lograr al menos 63 de los 125 escaños en juego, mientras que su aliado, el partido Komeito, suma otros 12 asientos, según resultados oficiales.

También apoyan la reforma constitucional el partido conservador Iniciativas desde Japón y el Partido Democrático para el Pueblo, con lo que el bloque reformista suma 82 escaños en estos comicios y alcanza 170 asientos en la Sangiin, por encima de los dos tercios de la cámara (166 escaños) necesarios para impulsar un referéndum para la que sería la primera reforma de la Carta Magna actualmente vigente, que data de 1947.

Estos cuatro partidos han planteado abiertamente cambiar el Artículo 9, que especifica la renuncia del país a la guerra como herramienta de política exterior y renuncia por tanto al derecho soberano a la beligerancia. Por tanto, consagra a nivel constitucional la renuncia a unas fuerzas militares con capacidad de guerra, por lo que las fuerzas armadas se limitan a las Fuerzas de Autodefensa de Japón, que no cuentan con armas ofensivas como armas nucleares ni misiles balísticos.

«Vamos a profundizar el debate parlamentario sobre la Constitución para que se pueda recopilar una propuesta concreta de reforma», ha explicado Kishida tras la votación.

El líder de Iniciativas desde Japón, Ichiro Matsui, ha emplazado al PLD a «fijar un calendario» para la reforma constitucional «que el fallecido ex primer ministro Abe hubiera querido ver».

MAYORÍA DE LA COALICIÓN DE KISHIDA Estos resultados suponen además todo un espaldarazo para el Gobierno de Kishida apenas nueve meses después de las últimas elecciones, ya que PLD y Komeito superan los 55 asientos necesarios para conservar la mayoría en la Cámara de Consejeros.

La cámara está conformada por 245 escaños, de los cuales 125 estaban en juego en unos comicios que renuevan la mitad del hemiciclo cada tres años, más las vacantes.

«La pandemia de COVID-19, la invasión rusa de Ucrania, el aumento de los precios,… creemos que debemos trabajar para afrontar estas cuestiones clave y hacer un esfuerzo para revivir la economía japonesa», ha declarado Kishida tras las elecciones en un acto en la sede del partido en Tokio en el que no ha faltado un recuerdo para Abe.

Otro dato importante: el desplome de la principal oposición a Kishida, representada en el principal Partido Democrático Constitucional, que se queda en 23 escaños, más de 20 menos de los que tenía antes de la votación. «La tasa de aprobación de nuestro partido sigue baja. Necesitamos trabajar en nosotros mismos y recuperar nuestros apoyos», ha apuntado el líder de la formación, Izumi Kenta, que no ha planteado dimitir.

En cambio el emergente y conservador Iniciativas desde Japón gana al menos 10 escaños, en comparación con los seis anteriores; mientras que el Partido Comunista de Japón obtiene tres escaños y la formación de izquierda Reiwa Shinsengumi, uno.

El líder de Iniciativas desde Japón, Matsui Ichiro, a pesar de su mejora en los resultados, ha presentado su dimisión como responsable de la formación. Ichiro ha explicado los resultados no han sido todo lo buenos que esperaban frente a un «desmesuradamente potente» PLD. Sin embargo, ha criticado la política «vieja» del partido de Kishida, unas propuestas que «no funcionan en la actual situación de envejecimiento y reducción de la población de Japón», informa NHK.

Ichiro ha destacado la necesidad de reformas para lograr una «sociedad sostenible» y ha hecho un llamamiento a los diputados de la formación a enfrentarse al PLD.

El propio Ichiro había anunciado antes de las elecciones que se retiraría de la política en abril de 2023, cuando termina su mandato como alcalde de Osaka.

La participación se ha visto reforzada en unos comicios a la sombra del asesinato de Abe y ha superado el 51 por ciento, más de dos puntos por en cima del último dato. Todos los partidos defendieron al unísono la celebración de elecciones a pesar del trauma que ha representado el crimen. «Las elecciones son el pilar de la democracia y la democracia hay que defenderla», declaró Kishida el viernes.

«No podemos rendirnos ante la violencia y por esta razón seguiremos luchando en la campaña electoral hasta el final. Espero que el pueblo de Japón piense en ello y trabaje duro para proteger a nuestra democracia», manifestó el primer ministro.


Cookie Consent with Real Cookie Banner