Macron llama a la calma y quita importancia al «caso extremo» de cortes de energía con la llegada del invierno

El
El presidente de Francia, Emmanuel Macron – Michael Bunel/Le Pictorium Agenc / DPA

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, ha llamado a la calma a la población francesa ante la llegada del invierno y recordado que la posibilidad de cortes energéticos por la falta de suministro debido a la guerra de Ucrania no es más que un «caso extremo» que contemplan las autoridades como medida de último recurso.

«Es normal que el Gobierno prepare una circunstancia así», ha hablado Macron sobre los llamados «desprendimientos de carga», evitables si la población hace un ejercicio de «responsabilidad», ha declarado a la cadena francesa TF1.

«Que nadie se asuste», ha pedido Macron sobre una medida simplemente sobre el papel porque «a veces, pasa lo impensable», manifestó en referencia a la súbita crisis provocada por la pandemia.

El mandatario recordó que las autoridades tienen muchas herramientas para reducir la presión sobre la red eléctrica, antes de recurrir a los cortes, como por ejemplo la declaración de una caída temporal de la tensión o la interrupción «prevista» del suministro eléctrico a una pequeña parte del sector industrial.

«Pero si, todos juntos, nos atenemos al plan de austeridad, es decir, la reducción en un 10 por ciento del consumo habitual, y si somos un poco cuidadosos y (la operadora estatal) Électricité de France sigue haciendo su trabajo, saldremos adelante, incluso si diciembre y enero se presentan especialmente fríos», ha declarado.

«Las próximas semanas», ha concluido el inquilino del Elíseo, «dependen de nosotros».