Monsagro (Salamanca) afronta la noche con «relativa calma» a la espera de la respuesta de la llama al aire


Incendio
Incendio en Monsagro. – JCYL

El operativo que desde la pasada semana trabaja en la extinción del incendio en Monsagro (Salamanca) afronta la noche con «relativa calma» y a la espera de la respuesta de la llama a los picos de aire en los seis subsectores en los que está dividido el fuego.

Así lo señalan a Europa Press técnicos presentes en el mismo que, a estas horas, estaban programando los relevos para las dotaciones que actúan en el fuego desde el Puesto de Mando.

En este sentido, el consejero de Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones apuntaba esta mañana que se estaban dando «condiciones favorables» para su estabilización, si bien, como han apuntado desde el operativo, hay «puntos calientes y llama» en todos los subsectores del incendio.

De ahí que muestren «precaución» por los picos de aire que se esperan para las próximas horas y que se están «adelantando» a las previsiones. Uno de esos picos, de sur y que estaba previsto, ha reactivado un foco en Morasverdes cuando se había permitido el realojamiento de sus vecinos, que se han tenido que confinar hasta que se ha controlado.

Los técnicos consultados han advertido que el patrón de comportamiento del incendio es «peor de lo esperado» en cualquiera de los modelos programados, si bien reconocen que se está respondiendo con rapidez debido a la gran cantidad de medios que hay sobre la zona.

Los últimos en unirse a las labores de extinción es el Regimiento de especialidades de Ingenieros Nº 11 del Ejército de Tierra, según informa el Ministerio de Defensa.

A través de sus redes sociales, el Ministerio recuerda que son más de 600 militares de la UME la que ya trabaja en fuegos declarados por toda la península. En este caso, será este regimiento el que actúe con maquinaria pesada para ensanchar cortafuegos y abrir vías de acceso.

También continúa en nivel 2 de peligrosidad el incendio en el término municipal de Navafría (Segovia) que, según las primeras estimaciones, ha afectado ya a más de 1.000 hectáreas de arbolado.

Sobre el terreno llevan trabajando desde ayer medios terrestres y aéreos con refuerzos procedentes de la Comunidad de Madrid y Castilla-La Mancha y del Gobierno a los que se ha sumado un elemento elemento de reconocimiento e intervención de la Unidad Militar de Emergencia (UME).

Si esta mañana era el ministro del Interior, Fernado Grande-Marlaska, el que visitaba El Maíllo, esta tarde ha sido la vicepresidenta tercera y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, la que ha estado en el Puesto de Mando del incendio segoviano donde ha apuntado una «mejoría», para alertar las elevadas temperaturas del suelo provocadas por la ola de calor y que puede propiciar nuevas reactivaciones, por lo que ha apelado a la «prudencia».

También preocupa el incendio declarado en el municipio abulense de Cebreros, cuya velocidad de propagación es «extraordinariamente rápida», reconocían desde la Junta.


Cookie Consent with Real Cookie Banner