Penny Mordaunt es la favorita entre los militantes conservadores para suceder a Boris Johnson, según un sondeo


El
El primer ministro en funciones, Boris Johnson, durante su discurso de dimisión – Beresford Hodge/PA Wire/dpa

La secretaria de Estado de Comercio de Reino Unido, Penny Mordaunt, es la favorita para suceder a Boris Johnson como primera ministra de Reino Unido, según un sondeo realizado entre militantes del Partido Conservador. Sin embargo, según la normativa interna, son los diputados ‘tories’ los que decidirán quién sustituirá a Johnson.

Ante la pregunta de a quién le gustaría más ver como nuevo líder del partido, la opción favorita fue la de Ben Wallace, el ministro de Defensa, pero éste ha anunciado ya que no competirá por dirigir al Partido Conservador y, por tanto, ser el nuevo primer ministro británico.

La siguiente opción es la de la secretaria de Estado de Comercio, Penny Mordaunt, con un 20 por ciento de apoyo, seguida de Kemi Badenoch (19 por ciento), Rishi Sunak (12), Suella Braveman (10) y Liz Truss (10).

«Los dos primeros favoritos ni siquiera están en el Consejo de Ministros», ha explicado el responsable del portal Conservative Home, que publica el estudio, Paul Goodman.

Sin embargo, según el recuento de apoyo entre los diputados conservadores, la carrera la lideraría Rishi Sunak, con 38 apoyos, mientras que Mordaunt contaría con 22. El tercer puesto sería para Tom Tugendhat, que tiene el respaldo de 19 diputados, mientras que le siguen Truss (15), Nadhim Zahawi (14), Jeremy Hunt (13), Kemi Badenoch (13), Braveman (11), Sajid Javid (10), Priti Patel (9), Grant Shapps (8) y cierra la lista Rehman Chisthi, con cero apoyos.

Javid, uno de los candidatos más activos en los últimos días, ha prometido este lunes reducir los impuestos al carburante y aprobar ayudas por 5.000 millones de libras (casi 5.900 millones de euros) para rebajar las facturas de energía.

Además, el ex ministro de Sanidad ha prometido reducir significativamente el impuesto de la renta en 2023 hasta el 19 por ciento, un subsidio de 10 peniques el litro para el combustible y reducir las cotizaciones sociales.

«Tenemos que hacer más para apoyar a las familias y afrontar el pico de inflación», ha apuntado Javid en un documento programático. «Habrá un presupuesto de emergencia que tendrá un impacto mínimo en el periodo 2024-25», ha remachado.


Cookie Consent with Real Cookie Banner