«Uno no se casa para ser católico con la etiqueta o para obedecer una regla» dice el Papa


El
El Papa a su llegada a la audiencia general de este miércoles – Evandro Inetti/ZUMA Press Wire/d / DPA

MADRID, 22 Jun. (EUROPA PRESS) – El miércoles, el Papa Francisco inauguró el Encuentro Mundial de las Familias en una ceremonia en el Vaticano en la que habló de la importancia del matrimonio. Animó a todas las familias a partir de su situación real y a caminar juntos con el Señor. El Papa también escuchó la historia de una familia numerosa que decidió acoger en su casa a dos refugiados de la guerra de Ucrania.

El Papa ha alentado a todas las familias del mundo a partir de su situación real, y desde «allí, caminar juntos, juntos como esposos, juntos en familia, juntos con las demás familias, juntos con la Iglesia».

Así, ha dejado claro que el amor conyugal no es un camino que se hace solo, sino junto al Señor. «La vida familiar no es una misión imposible. Con la gracia del sacramento, Dios hace que sea un viaje maravilloso que se hace junto a Él, nunca solos», ha señalado.

Y ha asegurado que el matrimonio es un «don maravilloso» que es «capaz de recuperarse después de cada fracaso o fragilidad». Para el Pontífice, las diócesis y parroquias deben ser cada día más «comunidades que sostienen a todos con los brazos abiertos».

Durante el encuentro, el matrimonio de Paul y Germaine, de la República Democrática del Congo, ha relatado ante los presentes la crisis que vivieron en su matrimonio: «La falta de sinceridad, la infidelidad, el mal uso del dinero, los ídolos del poder y la carrera, el resentimiento creciente y el endurecimiento del corazón».


Cookie Consent with Real Cookie Banner