Ximo Puig dice que «sobran vísceras patrióticas» y que «federar no es separar» sino basarse en «concordia y lealtad»


El
El presidente de la Generalitat Valenciana y secretario general del PSPV-PSOE, Ximo Puig, durante su intervención ‘Federar en cuerpo y alma. La vía para unir España’, en los Cursos de Verano de la Universidad Complutense en El Escorial. – EUROPA PRESS

El presidente de la Generalitat Valenciana y secretario general del PSPV-PSOE, Ximo Puig, ha expresado este martes que hoy en día «sobran vísceras patrióticas y falta patriotismo de la razón», a la par que ha desmentido la «falsa creencia» de que «federar no es separar» sino una actitud basada en «la concordia, la lealtad, y el patriotismo cívico».

Así se ha manifestado Puig durante su intervención ‘Federar en cuerpo y alma. La vía para unir España’ que ha llevado a cabo durante la ponencia ‘Por un federalismo posible para España’ en el marco de los Cursos de Verano de la Universidad Complutense en El Escorial.

En este sentido, Puig ha expresado que «España merece una larga conversación», ya que «necesita» reformas concretas que «profundicen la cogobernanza para unir mejor este país». Además, ha insistido en alentar esos principios federales de cooperación, concordia y lealtad que «deberían desembocar más pronto que tarde en una reforma constitucional».

«Es decir, hay que alimentar una reforma federal que al final mejorará España con materia y conciencia, sin ambas no hay sujeto, sin ambas no habrá una España federal», ha apostillado.

El también secretario general del PSPV-PSOE ha instado a terminar con «el absurdo» de la identificación nacional «con un lugar del país o con un acento lingüístico determinado». «¿Porqué este reduccionismo? ¿Es menos España Benidorm que Triana?», ha planteado Puig, al tiempo que ha acentuado lo esencial de «crear una España donde quepamos todos, una España habitable».

Asimismo, ha acentuado que «por mucho que algunos se empeñen en pasar la aspiradora, España son diecisiete comunidades autónomas y ocho mil pueblos» y por ello, ha explicado que un cuerpo federal exige dar respuesta a retos territoriales como el centralismo ineficiente; la España unilateral del independentismo; la España divergente de la financiación injusta; la España invisibilizada «esa España que nunca sale en el telediario»; y la España interior de la despoblación.

Al respecto, presidente de la Generalitat también ha trasladado que dichos «desequilibrios» existentes en la actualidad Española, se han de responder con una «ambiciosa acción reformista» en lo político, en lo institucional y en lo emocional. «A mi parecer, el momento exigiría unos pactos autonómicos del siglo XXI, sabemos que acordar no genera demasiados incentivos pero es absolutamente exigible a todos los políticos esa mirada de debate», ha añadido.

TRES PROPUESTAS CONCRETAS Por otra parte, Puig ha desarrollado tres propuestas que «mejorarían las insuficiencias de nuestro modelo territorial». En primer lugar, ha aclarado que el sistema de distribución de poder del Estado Autonómico «está llegando a un estrés disfuncional que es insostenible a largo plazo» y que «es un limbo sometido a decisiones unilaterales y en el mejor de los casos a la buena voluntad».

Así, ha propuesto «establecer formas jurídicas constitucionalmente avaladas que sean claras, sencillas y eficaces. Instrumentos que garanticen no solo derechos y competencias sino que avalen la cooperación imprescindible para mantener la igualdad, la justicia y la solidaridad». Sin embargo, ha valorado muy positivamente la eficacia de la conferencia de presidentes, que ha definido como un «instrumento potente».

En segundo lugar, ha propuesto la reforma del Senado. El dirigente valenciano ha abogado por un Senado que constituya corresponsabilidad legislativa a las comunidades autónomas. «Ahí reside la clave. Propongo que si las CCAA somos Estado, que lo somos, debemos decidir sobre el Estado», ha sentenciado.

Finalmente, en tercer lugar, ha transmitido la idea de aspirar a una reforma de la Constitución que refuerce la vía federal. «Así como la Constitución define que la nación española es indivisible, insoluble y patria común de todos los españoles. Debería otorgar el mismo rango existencial a las CCAA. Porque verse implicadas como parte esencial de la unión reducirá las inseguridades jurídicas e impulsará el todo», ha apostillado Puig.

«HAY QUE PASAR DEL CENTRALISMO INEFICIENTE»

Durante su ponencia, Ximo Puig también ha aclarado que «hay que pasar del centralismo ineficiente a la España policéntrica». Para ello, ha indicado que es imperativo desconcentrar el Estado. «Porque ni el estado es Madrid, por mucho que lo repitan, ni todo tiene que estar en Madrid. Hay que salir del kilómetro 0», ha insistido.


Cookie Consent with Real Cookie Banner