HRW y AI condenan las penas de prisión contra dos hermanos chechenos de la comunidad LGTBI

Una
Una protesta en Londres contra la LGTBIfobia en Chechenia (Archivo) – CLAIRE DOHERTY / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO

Las ONG Human Rights Watch (HRW) y Amnistía Internacional (AI) han condenado este martes las penas de prisión contra dos hermanos chechenos de la comunidad LGTBI, que han sido acusados «falsamente» de «ayudar a grupos armados ilegales».

La directora de AI para Europa y Asia Central, Marie Struthers, ha tildado el juicio contra Salej Magamadov, condenado a ocho años, e Ismail Isaev, a seis, respectivamente, como «absurdo» y ha pedido a las autoridades chechenas su «libertad de forma inmediata e incondicional».

«Su único ‘delito’ a los ojos de las autoridades chechenas es su participación abierta en la comunidad LGBTI y la crítica pacífica a las autoridades locales. Expresarse libremente se ha convertido en un delito grave en Chechenia y Rusia en general», ha expresado.

Struthers se refería a que, antes de que el Quinto Tribunal de Casación de Pyatigorsk confirmara sus condenas, tanto Isaev — quien es homosexual– como Magamadov –persona de género fluido– moderaron Osal Naj 95, un canal de Telegram dirigido por jóvenes crítico con las autoridades chechenas.

En agosto de 2019, Ismail Isaev, que entonces tenía 16 años, fue secuestrado, recluido en régimen de incomunicación, torturado y sometido a otros malos tratos antes de que se le obligara a «disculparse» ante las cámaras por su presunta relación con Osal Naj 95, según ha denunciado AI.

Por su parte, HRW ha expresado, antes de conocer la condena, que la Policía chechena los mantuvo detenidos durante meses en las celdas de un sótano, confirmando también las torturas y alegando que les obligaron a confesar «falsamente» que habían ayudado a miembros de grupos armados.

«El abuso contra ellos es parte de un patrón de larga data de la persecución de los críticos por las autoridades chechenas», ha argumentado en un comunicado la directora asociada de Europa y Asia Central en HRW, Tanya Lokshina.

La ONG ha añadido que el principal grupo de derechos de Rusia, Memorial, considera que ambos son prisioneros políticos, a la luz de los abusos en su contra, así como por «los amplios abusos contra las personas LGTBI en Chechenia».

«La falta de investigaciones eficaces de las detenciones y torturas ilegales ampliamente documentadas sirve para alentar esta práctica. Los actores internacionales clave deben seguir presionando a Moscú para poner fin a la persecución de las personas LGBT y los críticos del Gobierno en Chechenia y garantizar la justicia para los supervivientes», ha zanjado HRW.